Claves para afrontar la Navidad de forma saludable

Por Leticia Garcia Garcia

Reconozcámoslo. Se acerca una época complicada para nuestra alimentación. Y aunque aún queda alguna semana para las fiestas navideñas, los esfuerzos por intentar adelantarlas son cada vez mayores. Adornos navideños en Noviembre, turrones y polvorones desde Septiembre y cenas navideñas con amigos, familiares y compañeros de trabajo alteran nuestra normalidad mucho antes de lo estrictamente necesario y de lo que realmente nos gustaría.

Hemos de ser conscientes de que se trata de una época de excesos y que el entorno que nos rodea no hace las cosas nada fáciles. Pero hoy os damos unas claves para hacer vuestra Navidad un poquito más saludable.

EN EL DÍA A DÍA…

1. Cuida tu carro de la compra: lo que no metas en tu carro de la compra, no lo consumirás. Sin duda nos referimos a los alimentos dulces. Es frecuente encontrar en muchos hogares bandejas de polvorones, mazapanes y turrones durante todo el mes de Diciembre. Una tentación que lo único que hará es que comamos de forma inconsciente cada vez que pasemos por delante. La mejor opción es evitar estas bandejas y llenar nuestro frutero de frutas de temporada. Disfrutemos del roscón el día de Reyes y no nos precipitemos comprándolo a finales de Noviembre. Nuestra salud nos lo agradecerá.
2. Cuida lo que comes los días no festivos: estos serán los que marquen la diferencia. Los días festivos se pueden contar con los dedos de una mano y si tu rutina es saludable, ni tu salud ni tu peso tendrán porque peligrar. Mantén tu alimentación habitual (siempre que esta sea saludable) y evita mantener excesos día tras día.
3. Procura mantenerte activo. Si ya realizas ejercicio dentro de tu actividad diaria, no lo dejes en este periodo. Continúa tu rutina siempre que puedas, ya que te ayudará a compensar el exceso calórico cometido durante estos días. Además de hacer ejercicio, es recomendable mantenernos activos durante el día, subiendo las escaleras en lugar de hacerlo en ascensor o ir andando en vez de en coche siempre que se pueda.

EN LOS DÍAS DE FIESTA…

1. Si eres el encargado o a la encargada de preparar el menú navideño, te animamos a que sorprendas a tus invitados con alguna receta saludable. Incluye abundantes verduras, de esta forma existirá una mayor saciedad y se reducirá el consumo de alimentos menos saludable. Selecciona algún postre saludable como una macedonia de frutas o unos vasitos de yogur con manzana y canela, postres muy fáciles de preparar, pero sobre todo, saludables.
2. Prioriza la calidad a la cantidad. Es preferible invertir un poco más en alimentos de mayor calidad y comprar menos cantidad. Así nos aseguramos el tener que comer de más para que se acabe, evitaremos que haya sobras para los días posteriores que nos impidan seguir con nuestra rutina habitual, y lo que es peor, que acaben tirándose a la basura.
3. Selecciona los alimentos que más te gusten y disponlos en tu plato. De esta forma, controlaras la cantidad, evitando comer de forma descontrolada y haciéndolo de una forma más consciente. Una vez más, debe ganar la calidad a la cantidad.
4. Si consumes alcohol, hazlo de forma consciente. Puedes acompañarlo de un vaso de agua para reducir la cantidad. También puedes optar por bebidas sin alcohol como agua con gas. La recomendación para el alcohol es clara: cuánto menos, mejor.
5. Disfruta de las fiestas navideñas. Come sin culpa y disfruta de las fechas y de la compañía. Encuentra tu equilibrio y disfruta de la comida sin remordimientos.

Esperamos que consigáis ponerlos en práctica y hacer vuestras navidades más llevaderas.