Alimentos de temporada y 2 recetas de dulces de otoño (Parte I)

Por Administrador del Sistema

En invierno nuestro cuerpo necesita protegerse del frío, y nutrirse bien de nutrientes y de energía, por eso, cuando reconectamos con nuestros sentidos y nuestras sensaciones, y escuchamos lo que necesitamos comer, nos daremos cuenta de que es muy improbable de que en invierno nos apetezcan alimentos como melones y sandías.

La naturaleza es sabia y nuestro cuerpo también, por eso, en invierno tenemos disponibles alimentos más nutritivos, y energéticos: raíces y tubérculos, coles, verduras de hojas verdes, legumbres… y a nosotros, nos apetecen más guisos calentitos, contundentes, incluso con cierto picante que nos ayude a entrar en calor.

Hoy hablamos de 2 alimentos de temporada y 2 recetas de dulces saludables que podemos elaborar con ellos:

GALLETAS DE JENGIBRE Y CANELA

Ingredientes
- 250g de harina integral de espelta
- 7 dátiles
- 50 ml de agua
- 30 ml de aceite de oliva virgen extra
- Jengibre en polco
- Canela en polvo

Elaboración
Prepara el dulce de dátil triturando los dátiles deshuesados con 5 cucharadas de agua hasta obtener un puré. Por otro lado, mezcla en un bol la harina el bicarbonato y las especias y después añade el dulce de dátil y el aceite de oliva.
Mezcla bien y estira la masa con un rodillo.
Corta las galletas con ayuda de un cortador o un vaso estrecho y colócalas en una bandeja con papel de horno. Hornea durante 15 minutos a 10º y sirve calentitas.


MERMELADA DE ZANAHORIA Y NARANJA

Ingredientes
- 500g de zanahorias
- 500g de naranjas
- Media cucharadita de agar-agar en polvo.

Elaboración

Haz zumo con las naranjas y reserva. Por otro lado pela y trocea las zanahorias y pon a cocer a fuego lento hasta que estén tiernas. Coloca las zanahorias y el zumo de naranja en un vaso de batidora potente y bate bien hasta obtener un puré muy claro. Si es necesario, añade un poquito de agua. Se trata de conseguir una textura líquida para que solidifique bien con el agar-agar.
Añade el agar-agar y cocina entre 3 y 5 minutos mientras remueves.
Vierte la mezcla en tarros de cristal y deja enfriar.

¿Qué te parecen?
¿Crees que estas recetas pueden ayudarte a satisfacer tu hambre sensorial en esos momentos en los que te apetece algo dulce y de temporada?