Alimentación consciente, ¿qué es?

Por Victoria Fagúndez - Nutricionista

Llegas a casa después de un día intenso de trabajo. Reuniones, videollamadas y un no parar colocado encima de los hombros ejerciendo la presión justa y necesaria como para pensar en esa llamada al fisio que llevas postergando unos meses. Un pensamiento que se desvanece rápidamente. Justo en ese momento en el que algo, ahí dentro, hace que tus pies cambien el rumbo y se dirijan a la cocina, a la nevera, al paquete de chocolate. Y del chocolate a las patatas fritas, y al trozo de fuet, y al pedazo de pan, y a la cuña de queso… y cuando eres consciente de que acabas de devorar en cuestión de minutos toda esa cantidad de comida, te preguntas, ¿cómo es posible, si ni me he dado cuenta? Entonces, es probable que aparezcan pensamientos del tipo: “otra vez igual”, “no tienes remedio”, “así como pretendes perder peso”…

Dime una cosa, ¿te resuena esta situación? Tranquila. Tiene una explicación, y sobre todo, una solución: Practicar la alimentación consciente.

¿Qué es la alimentación consciente?

Todo lo que pasa ahí fuera, condiciona nuestra conducta alimentaria: la situación en la que estamos, los mensajes publicitarios que entran por nuestros oídos y los carteles enormes que entran por nuestros ojos, las personas con las que comemos, el dónde comemos, el cuándo comemos… de esta parte externa que nos condiciona en qué y cómo comemos, quizás seamos más conscientes, pero ¿te has parado a pensar en cómo te condiciona lo que pasa dentro de nosotros? Hablo de pensamientos, emociones, sensaciones físicas, hábitos, patrones y creencias. De esas veces que una voz interna nos dice: “Por una vez no pasa nada, con el día que llevo… me lo merezco”, o de cuando comemos porque nos sentimos tristes, o cuando comemos porque sentimos algo dentro, en el estómago, que no sabemos que, en realidad en ansiedad, pero que comemos, “para ver si se pasa”. Todo esto da para hablar en otro post, pero seguro que con estos ejemplos sabes bien de lo que hablo, y es que de esto va la alimentación consciente. De observar lo que pasa aquí y ahora. De no dejarnos llevar por el piloto automático. De aprender a parar y ser capaces de identificar todas esas señales, todos estos pensamientos, todas esas emociones, y todo lo que pasa justo antes, de darte cuenta de que estás comiendo sin tener hambre de verdad.

¿Y cómo puedo practicar alimentación consciente?

Lo primero, con la ayuda de un profesional especializado en mindful eating (alimentación consciente) que te enseñe, te apoye y te guíe, y lo segundo, practicando. Se trata de entrenar la mente, de modo que al igual que vamos al gimnasio para entrenar los músculos, debemos de practicar diariamente ciertos ejercicios que nos ayuden a cultivar la atención y otras capacidades que acompañan el proceso. Cuánto mas entrenados estemos, más capacitados estaremos en nuestro día a día de darnos cuenta de qué pasa para poder decidir cómo actuamos. Cuanto menos entrenados estamos, más probabilidad de reaccionar sin darnos cuenta con el modo automático activado.
Es decir, cuanto mas capaces seamos de identificar señales internas (sensaciones de hambre, ¿es hambre real o pienso en comer para calmar otra necesidad?, niveles de saciedad, de plenitud, de satisfacción, emociones, pensamientos…), más podre dar espacio y decidir de qué manera actúo, dándome cuenta de todo ello. De este modo, en el ejemplo con el que comenzaba a escribir este post, podría llegar a casa, notar la ansiedad, y darme cuenta de ella. Quizás podría darme cuenta de pensamientos del tipo: “vete a por chocolate, que te vas a sentir más relajada”, “come las patatas fritas que están crujientes y alivian a soltar los nervios que tienes dentro”.

Podría darme cuenta de que realmente siento ansiedad, nervios y cansancio y ante esto, podría parar y preguntarme: Vale, me encuentro cansada y con ansiedad, pero ¿necesito comer realmente?, ¿cómo me voy a sentir después?, ¿Qué otras cosas puedo hacer para descansar y sentirme más relajada? ¿Darme un baño? ¿Salir a pasear y tomar el aire en un banco del parque? ¿llamar a un familiar?

Si te resuena este post, en Nutrición Clinic, nuestra clínica de nutrición en Madrid y online, podemos ayudarte.
www.nutricionclinic.com