Zumos detox, ¿qué hay de cierto?

Por Victoria Fagúndez - Nutricionista

Nos encontramos a las puertas de septiembre, el mes más popular para la proliferación de nuevos métodos de pérdida de peso y dietas milagro, entre ellos, los planes detox.

¿Qué es una dieta detox?

Seguro que a estas alturas has oído hablar de la dieta detox basada en zumos. Esos zumos bonitos, de colores, que en según qué casos cuesta trabajo diferenciar entre comestible y radiactivos pero que reclaman su consumo con promesas fáciles de pérdida de peso. De este modo, olvidándote de masticar y alimentándote a base de zumos purificantes, se depura el cuerpo de ciertas toxinas que se han acumulado debido a la mala alimentación y a los excesos del verano, consiguiendo esa “desintoxicación”, que conlleva a la bajada rápida del número de la báscula.

Es decir, se trata de una moda más con intención de facilitarnos el camino hacia una vida más “healthy” sin más esfuerzo que el de absorber de una pajita.

Parece una propuesta atractiva, ¿verdad? El problema está en que las promesas milagrosas basadas en la inmediatez combinadas con los excesos post-verano y las ganas de recuperar nuestro peso, no nos llevan a otro puerto que no sea al de perder la salud por el camino.

3 mitos sobre los planes detox

. El cuerpo ya tiene órganos que desintoxican:

Por norma general, (salvo algún fallo metabólico o alguna patología renal o hepática), el cuerpo, no necesita ayuda para desintoxicarse, porque esta función ya la hacen constantemente y cual maquinaria perfecta, los órganos depuradores como los riñones y el hígado, a través de la generación de orina, sudor, heces y aliento, y esto lo hacen con o sin zumos, y aunque es cierto que algunos alimentos pueden facilitarle el trabajo a estos órganos depurativos, poco tienen que ver estos zumos de moda.

. Aunque la mona se vista de seda, zumo se queda.

Por mucho que nos pinten estos zumos y batidos detox como super alimentos capaces de producir un efecto depurativo y elaborados con frutas y verduras más exóticas como el kale o la papaya… solo son eso: zumos y batidos. Igual que el tradicional zumo de naranja y el modesto gazpacho.

. Pueden intoxicar más que depurar.

Los smoothies tienen un claro peligro, (a parte de vaciarte los bolsillos), y es el exceso de fructosa libre que pueden llegar a contener.
No es la primera vez que hablamos de la importancia de basar nuestra alimentación con frutas enteras, y de la diferencia a nivel metabólico entre consumir una pieza de fruta y un zumo de frutas. Pues bien, ¿cuántas piezas de frutas incluyen los zumos detox? ¿Cuánta fructosa libre se consume alimentándote durante dias o semanas con este tipo de planes? No debemos olvidar la respuesta hiperglucémica e hiperinsulinémica que esto conlleva y los perjuicios para la salud.

¿Qué tienen de cierto los planes detox?

. Adelgazan.
Sí. Pero igual que se podría adelgazar alimentándose de lechuga y agua. Estamos hablando de planes de días e incluso semanas a base de zumos que no dejan de ser agua, con fructosa y vitaminas. Cualquiera que base su alimentación en un plan tan hipocalórico, pierde peso.

. “Se deben consumir durante cortos periodos de tiempo.”
Los planes detox son pautados de forma puntual, durante días o durante una semana, y así se prescriben, pero no porque la magia depurativa suceda a partir del día 5, si no porque es algo totalmente insostenible. No podemos mantenerlos a largo plazo.

No busques remedios tan restrictivos. Si quieres comenzar nuevos hábitos saludables busca un profesional de la salud que pueda ayudarte. En nuestra clínica de nutrición Nutrición Clinic, en Madrid y online, contamos con dietistas - nutricionistas especializados en pérdida de peso y educación alimentaria que te acompañarán, apoyarán y ayudarán a que consigas tus objetivos de salud.