Gazpacho de cerezas

Por Victoria Fagúndez - Nutricionista

Hoy os proponemos una variedad riquísima del gazpacho tradicional, aprovechando una de las frutas de temporada que más suele gustar a mayores y pequeños, las cerezas.
Al ser una receta rápida y fácil de elaborar, podemos involucrar a los niños en la cocina para que, delantal puesto, se sientan verdaderos chefs.

¿Vamos allá?

INGREDIENTES

- 500g de tomates maduros
- 200g de cerezas
- 150ml de agua
- Media cebolla
- 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 50g de pimiento rojo
- 30g de miga de pan integral
- Una cucharada de vinagre de manzana
- Un diente de ajo
- Una pizca de sal

ELABORACIÓN

Pela los tomates y córtalos en cuartos.

Por otro lado, lava bien y deshuesa las cerezas. Puedes hacerlo con la ayuda de un deshuesador o con un cuchillo.

Coloca en un vaso de batidora potente o en un procesador de alimentos los tomates, las cerezas limpias deshuesadas, la cebolla cortada en trozos (cuanta menos potencia tenga la batidora o el procesador, más tenemos que facilitarle el trabajo cortando los ingredientes en trozos pequeños), el pimiento rojo, el diente de ajo, el vinagre de manzana y la mitad del aceite de oliva virgen extra. Puede ser interesante añadir una variedad de aceite afrutada para resaltar el aroma en el gazpacho.

Añade por último la miga de pan integral (recuerda que ahora es más fácil para el consumidor encontrar un pan de calidad integral gracias a la nueva normativa. Te lo contábamos en este post), y tritura todos los ingredientes hasta obtener una textura líquida.

Cuando esté bien texturizada la mezcla, añadimos el resto de aceite (4 cucharadas) para que quede más emulsionada y pasamos el gazpacho por un colador para eliminar las impurezas y conseguir una textura más fina.

Por último, añadimos de nuevo la mezcla al vaso del procesador junto al agua helada y trituramos todo para conseguir un gazpacho suave y fresquito.

¡Buen provecho!